‘El Hombre Gris’, una canción-maletín de Luviot

No podíamos empezar el año sin poner en valor otro de los temas imprescindibles del EP Ciudades de Cristal de Luviot, el atractivo proyecto musical de pop, rock, soul y funk de Juan Marrón. Nos centramos en esta ocasión en El Hombre Gris, una pista de cuatro minutos exactos paradójicamente colorida, perfilada en su momento como el segundo single del disco. El protagonismo recae esta vez en la imprescindible voz de Vicent Adsuara.

El Hombre Gris lleva como siempre el peso instrumental de Juan Marrón, que vuelve a hacer magia en arreglos, guitarras, bajo, teclado, grabación, mezcla y producción, además de llevar a cabo la composición de la letra. Aunque el artista suele dar mayor importancia a toda esa parte instrumental en todas sus canciones, en ésta enfatiza incluso más la importancia de sus versos, de toda esa historia de soledad y frustración en torno a la búsqueda de una última oportunidad vital. Para cantarla no habría otra opción mejor: tenía que ser el compositor Vicent Adsuara. Repite en los coros Damy Soul, al igual que Tony Mateos en la batería y Guille Mostaza en relación a la mezcla y el master.

Luviot – El Hombre Gris

Nadie le escucha nunca
Sus palabras vuelan sin lograr destino
Si no grita fuerte y de pie
Nunca se habrán oído

Enterrado por el progreso
Se quedo atrás viendo pasar la vida
Ahora quiere coger el tren
Que le ha pasado por encima

Coge su maletín, intenta escapar de aquí
Llora el hombre gris
Su reloj se paró y el tiempo que él mató
En el pasado le dejó

Las huellas que él grabó, se borran de dos en dos
Llora el hombre gris
Los sueños de papel que su soberbia quemó
Sin horizonte le dejó

Olvidó pedir ayuda
El orgullo respiraba por la herida
Que no supo curar a tiempo
Y le sangra de por vida

Soñó morir con ruido
Invisible se vió en su trono vacío
El viejo león herido
Llora por lo que ha perdido

Coge su maletín, intenta escapar de aquí
Llora el hombre gris
Su reloj se paró y el tiempo que él mató
En el pasado le dejó

Las huellas que él grabó, se borran de dos en dos
Llora el hombre gris
Los sueños de papel que su soberbia quemó
Sin horizonte le dejó

Luviot en R.R.S.S.


Visita nuestras Ofertas

Deja un comentario